INICIO > El COPEC > Comunicación > Prensa

DIARI DE L'EDUCACIÓ - Xavier Ureta, coordinador GIPyE: “Escuela pública y escuela concertada: ¿dos r

Col·legi de Pedagogs de Catalunya > Comunicación > DIARI DE L´EDUCACIÓ - Xavier Ureta, coordinador GIPyE: “Escuela pública y escuela concertada: ¿dos redes y un único modelo?"

DIARI DE L'EDUCACIÓ - Xavier Ureta: “Escuela pública y escuela concertada: ¿dos redes y un único modelo?" 18/02/2020

 Col·legi de Pedagogs de Catalunya > Comunicación > DIARI DE L´EDUCACIÓ - Xavier Ureta, coordinador GIPyE: “Escuela pública y escuela concertada: ¿dos redes y un único modelo?"


Xavier Ureta Buxeda

Coordinador GI Pedagogía y Escola

Col·legi de Pedagogs de Catalunya






DIARI DE L'EDUCACIÓ - Xavier Ureta: “Escuela pública y escuela concertada: ¿dos redes y un único modelo?" 

"Como soy amante de entender la escuela de forma holística como servicio público, me da pena el reduccionismo que envuelve esta falsa polémica, sea por motivos históricos que sean -obviarlos sería pueril-, es innegable que hay dos redes y no dos modelos de escuela.

El problema es sistémico. Desde 1857 (Ley Moyano) hasta el día de hoy, en España ─a parte de otras más específicas─ se han promulgado hasta ocho grandes leyes educativas, que han supuesto grandes reformas del sistema. De momento, ninguno está satisfecho con los resultados, ni a nivel social (no acaba con las desigualdades) ni a nivel educativo. Solamente la LEC, en Catalunya, incorpora apuntes para el progreso frente ala calidad, la inclusión y la equidad.

Tal vez, para llegar a una escuela pública de calidad hace falta hacer una ley sobre la educación ("La Ley Definitiva"), consensuada con todos los agentes educativos ─profesionales de la educación, movimientos de renovación, grupos de investigación, etc.─ y sociales. Esta ley menos fiscalizadora, limitadora e intrusiva que las actuales (la autonomía de los profesionales y de los centros debe ser uno de los pilares), libre de contaminaciones ideológicas y partidistas, y que garantice una calidad que ahora mismo los indicadores nos dicen que todavía estamos lejos de alcanzar.

Los derechos de los ciudadanos deben estar por encima de los intereses ideológicos y partidistas. Estas organizaciones privadas que se apropian de lo público ─y que conocemos como partidos políticos─, demasiado a menudo se olvidan de que están al servicio de los ciudadanos y no al revés. La escuela, que debe estar al margen de estos posicionamentos, es una de las víctimas directas.

Por todo, dado el momento histórico en el que vivimos, hasta que no se llegue a un standard homologable con los países punteros en materia de educación, puede ser que el resto sea mejorar la escuela pública y reconocer el servicio que hace la escuela concertada, aprovechando las mejores aportaciones de cada una en materia educativa."

Fecha de publicación: 18/2/2020