INICIO

Anteproyecto de Ley de Mediación y Reforma Ley de Arbitraje

El passado 19 de febrero de 2010, el gobierno español aprobó el anteproyecto de ley de mediación y la reforma de la ley de arbitraje
 
REFORMA DE LA LEY DE ARBITRAJE
 
En referencia al arbitraje, y entre otros temas, la reforma prevee que ya no será competencia exclusiva delas personas con estudios de derecho, sinó que se amplia la posibilidad a otros estudios universitarios. Por tanto, será necesario seguir como evoluciona esta reforma.
 
LEY DE MEDIACIÓN
 
Según el propio ministerio de justicia:
 

“Principales características de la Ley de Mediación

 

- Se establece para asuntos civiles y mercantiles en conflictos nacionales o transfronterizos. Se excluyen expresamente la mediación laboral, penal y en materia de consumo.

 

- Las instituciones y servicios de mediación establecidas o reconocidas por las diversas Administraciones podrán asumir las funciones de mediación.

 

- Someterse a la mediación será voluntario, excepto en los procesos de reclamación de cantidad inferiores a 6.000 euros, en los que se exigirá haber iniciado el proceso a través de una sesión informativa gratuita, como requisito previo para acudir a los tribunales.

 

- Nadie estará obligado a concluir un acuerdo ni a mantenerse en el procedimiento de

mediación.

 

- La solicitud de inicio de la mediación interrumpe la prescripción o caducidad de acciones judiciales.

 

- El procedimiento garantiza la confidencialidad y la imparcialidad del mediador entre las partes, sin que éste pueda imponer solución o medida concreta alguna.

 

- Se fija un plazo máximo para la mediación de dos meses ampliable a otro más.

 

Estatuto de la persona mediadora

 

Para dar garantías de profesionalidad y calidad a la actividad, se regula un estatuto mínimo de la persona mediadora, con las siguientes condiciones para ejercer como tal:

 

- Tener un seguro de responsabilidad civil.

- Estar inscrito en un registro público y de información gratuita para los ciudadanos.

 

Se regulan también los derechos y deberes de las personas mediadoras y el de los servicios e instituciones de mediación, que igualmente deberán inscribirse en el registro.

 

La ley potencia además la mediación a través de medios electrónicos, en la medida en que se insta a su uso y se establece como preferente.”